Google+ Followers

domingo, 13 de marzo de 2011

5. PARA FORTALECER LA VOLUNTAD

5. Ayunar es bueno para el bienestar físico, pero para los creyentes es, en primer lugar, una “terapia” para curar todo lo que les impide conformarse a la voluntad de Dios.
 Benedicto XVI

Hoy nos decía el padre en la misa, que debemos someter al cuerpo de vez en cuando, para fortalecer nuestra voluntad.
Y supongo que cada vez ha de ser mas difícil esto, puesto que vivimos inmersos en una cultura de libertinaje y autosatisfacción, en donde todo el mundo te dice: "No te limites, haz lo que tú quieras y cuando tú quieras, que para eso eres libre". Y no nos damos cuenta que luego, cuando estamos tan acostumbrados a obtener todo lo que queramos, llegará un momento en lo que nada nos satisfaga. Y eso lo podemos ver en muchos de los jóvenes de hoy, a los que nada les cuesta trabajo, porque todo se los dan y que nada valoran por la misma razón, pero a los que cada vez les es mas difícil encontrar algo que verdaderamente les llene el espíritu.
Hay que enseñarnos a nosotros mismos a ponernos límites, a privarnos de vez en cuando de las cosas que nos gustan, para fortalecer nuestra voluntad y hay que enseñarles lo mismo a nuestros hijos, esa es la mejor manera de evitarles sufrimientos futuros y no darles y cumplirles todos sus caprichos como erróneamente pensamos.
Publicar un comentario