Google+ Followers

domingo, 8 de noviembre de 2009

PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN




Hace algunos días, mientras escribía el post sobre el perdón, recordé una experiencia vivida en mi grupo de oración hace algunos años. Estábamos en una reflexión acerca de la Crucifixión y cuando llegamos al momento en que Jesús pide al Padre que perdone a quienes lo agreden “porque no saben lo que hacen” nuestra oración dio un giro que nadie habría previsto momentos antes.
Fuimos inspirados para rogar por todas aquellas personas que hacen daño a los seres humanos: asesinos, malos gobernantes, violadores, terroristas, ladrones, narcotraficantes, guerrilleros, secuestradores y muchos más formaron parte de la oración elevada a Dios esa noche.
Cuando terminamos, los comentarios eran variados, pero todos nos sentíamos extraños, fuera de sitio, desubicados. Pero estábamos conscientes de que a eso habíamos sido llamados esa noche. En lo particular creo que Jesús nos dejó una enseñanza invaluable en ese momento en la Cruz, al interceder aún en esos momentos por aquellos que le hacían tanto daño. Pues efectivamente, ellos no sabían lo que hacían. Es decir, obviamente sí sabían que estaban matando a un hombre inocente, pero está claro que nunca se dieron cuenta que ese hombre era hijo de Dios.
De la misma forma, los hombres entregados a la perversidad actual, saben que están haciendo cosas fuera de la ley. Saben que están haciendo daño a muchas personas, pero no saben (porque no conocen a Dios), lo que están haciendo en contra de Dios y de sus hijos.
Aunque nos sintamos raros, creo que nuestro deber es poner en nuestras oraciones a todas esas personas que están entregadas al mal, que dañan, asesinan, roban, etc. a otros seres humanos. Ellos son, al fin de cuentas, quienes más necesitan de esas plegarias. Estoy convencida de que Dios las escuchará.

Aprendamos y repitamos junto con Esteban: “Señor, no les tomes en cuenta este pecado” (He. 7, 60)
Nosotros hagamos nuestra parte, que Él se encargará de la Suya (Rom. 12, 19-21)
Publicar un comentario