Google+ Followers

sábado, 22 de mayo de 2010

PREPARADOS PARA PENTECOSTÉS


VEN ESPIRITU SANTO
Para que nos comuniques el gusto por las cosas de Dios –a Su palabra, a Sus sacramentos a Su cruz, a la oración…- a las que cada día les encontramos menos sabor, porque las cosas de aquí abajo nos han echado a perder el paladar (Don de sabiduría).
Para que nos comuniques un conocimiento más profundo de las verdades de nuestra fe y luego no nos enreden con su prédica los representantes de las sectas protestantes. (Don de entendimiento).
Para que nos enseñes a darle a los bienes de esta tierra –dinero, salud, habilidades, conocimientos-  su verdadero valor de medios y no de fines (Don de ciencia).
Para que nos ayudes a resolver con criterios cristianos los pequeños o grandes conflictos en todas las circunstancias de nuestra vida –en la casa, en el trabajo en nuestra vida social- y a saber discernir lo que está bien y lo que no lo está y sepamos actuar siempre cristianamente (Don de consejo).
Para que sepamos relacionarnos con Dios como verdadero Padre nuestro y sepamos amarlo y confiar en Él como verdaderos hijos suyos, porque a veces creemos equivocadamente que Dios está esperándonos a la vuelta de la esquina para darnos nuestro merecido. . .  (Don de piedad).
Para que nos impulses a huir de cualquier cosa que pueda ofender a Dios, no para tenerle miedo a Dios, sino para alejarnos de cualquier cosa que pueda ofenderlo, no porque nos puede mandar al infierno, sino por ser Él quien es. (Don de temor de Dios).
Para que despiertes en nosotros la audacia que nos impulse al apostolado con entusiasmo y podamos superar el desaliento, la crítica y el miedo a meternos en líos por defender los derechos de Dios y de los demás. Y para tener la fuerza necesaria para ser testigos, soldados y apóstoles de Cristo (Don de fortaleza).
Y ENCIENDENOS EN EL FUEGO DE TU AMOR
Porque si algo nos está haciendo falta en la familia, en el mundo de trabajo, en la sociedad civil. . .  es amor.

Publicar un comentario