Google+ Followers

viernes, 21 de mayo de 2010

21: SEÑORA DE LA PASCUA


Señora de la Pascua.
Señora del Viernes y del Domingo,
Señora de la noche y la mañana,
Señora del silencio y de la cruz,
Señora del amor y de la entrega,
Señora de la palabra recibida
y de la palabra empeñada.
Señora de la paz y de la esperanza.
Señora de todas las partidas,
porque eres la Señora
del “tránsito” o de la “pascua”, ¡escúchanos!,
hoy queremos decirte “muchas gracias”,
Muchas gracias, Señora, por tu “Fíat”,
por tu completa disponibilidad de esclava,
por tu pobreza y tu silencio,
por el gozo de tus siete espadas,
por el dolor de todas tus partidas,
que fueron dando la paz a tantas almas.
muchas gracias, por haberte quedado con nosotros
a pesar del tiempo  y de las distancias.
Nuestra Señora de la Reconciliación,
imagen y principio de la Iglesia:
hoy dejamos en tu corazón
pobre, silencioso y disponible,
esta Iglesia peregrina de la Pascua.
Una Iglesia esencialmente misionera,
fermento y alma de la sociedad en que vivimos,
una Iglesia profética que sea el anuncio
de que el Reino ha llegado ya.
Una Iglesia de auténticos testigos,
insertada en la historia de los hombres,
como presencia salvadora del Señor,
fuente de paz, de alegría y de esperanza.
Amén 

Cardenal Pironio 
e
Ignacio Larrañaga

MADRE ADMIRABLE  

¡OH SEÑORA MÍA, Oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a ti; y en prueba de mi amor de hijo te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo tuyo, Madre buena, guárdame y defiéndeme como cosa y posesión tuya. Amén



Publicar un comentario