Google+ Followers

miércoles, 14 de octubre de 2009

UN DÍA, UN TEMA, MILES DE VOCES.






DESDE MI PUNTO DE VISTA

Muchas de las cosas que suceden en nuestro mundo son importantes. Por supuesto que podemos jerarquizar y considerar que unas son más importantes que otras, sin embargo caeremos en el riesgo de ser parciales ante tal o cual tema, ya que lo que para unos es importante, para otros no lo es tanto.
Una de las cosas que más preocupan hoy día, es la naturaleza. Los animales, las plantas, la vida futura del ser humano. La escases del agua, la contaminación, la deforestación, el calentamiento global y el cambio climático.
Tal vez para la parte de la humanidad que vive en los países de primer mundo, con estaciones bien marcadas, con gobiernos que se preocupan por elaborar, respetar y hacer respetar leyes que protejan el medio ambiente y que ayuden a generar conciencia social en sus ciudadanos, pues no sea una situación tan grave o apremiante el tema del cambio climático.
Pero para quienes vivimos en países en vías de desarrollo o de plano del tercer mundo y que además habitamos en una parte del globo que no nos beneficia mucho, donde sólo tenemos prácticamente una estación al año: verano, pues la situación es más delicada. En lugares como el que yo habito, de abril a agosto hace un calor infernal y de septiembre a marzo sólo hace calor.
Yo no sé mucho acerca del dióxido de carbono, de los gases contaminantes, del efecto invernadero, de la temperatura del sol o de la capa de ozono. No tengo idea de las explicaciones científicas, lo que sí sé es lo que pasa actualmente con el clima en el mundo: los huracanes cada vez son más intensos, aquellos lugares que antes fueron de tierra fértil para el cultivo hoy son zonas desérticas que no generan ni el mínimo de ganancia a los campesinos que habitan ahí, los ríos se desbordan con más facilidad porque las precipitaciones pluviales son más intensas y se dan en zonas distintas a las que se daban antes.
Las opiniones varían, hay quienes afirman que esto es mentira y que se está exagerando. Otros más dicen que si no podemos diagnosticar que tiempo hará mañana, menos lo haremos con el tiempo dentro de 300 años.
Pero para don Juan Hernández, campesino del estado mexicano de Puebla, le es de vida o muerte observar que la tierra no es igual de 20 años para acá. Que su parcela no rinde igual y que el calor cada vez más sofocante le impide cosechar manzanas de la misma calidad.
Zonas donde antes no llovía, ahora sufren de inundaciones y otras que hasta presas tienen construidas debido a las altas precipitaciones que históricamente se generaban, ahora sufren sequías que hacen estragos en el ganado, la siembra  y hasta las vidas de sus habitantes.
Los entendidos podrán decir lo que quieran, pero que vengan y se lo expliquen directo y a la cara a todas estas personas que lo único que tienen claro es que su mundo, su pueblo y su tierra ya no es igual que la de sus padres.
Solo porque a mí no me afecte, porque me encuentro bien cómoda en mi habitación con aire acondicionado, en mi casa lejana a cualquier tragedia natural como desborde de ríos, incendios forestales, etc. no tengo la obligación de hacer algo, ALGO, lo mínimo que pueda yo hacer para colaborar un poco en esta lucha tan difícil. 

"Blog Action Day: 
un día, un tema, miles de voces"














Publicar un comentario