Google+ Followers

miércoles, 30 de septiembre de 2009

CONDUCTORES




Diariamente voy a dejar a mi hija a la escuela. Diariamente debo atravesar la misma calle varias veces. De todas las veces que lo he hecho a lo largo de 14 meses solamente 4 veces me han cedido el paso conductoras mujeres.
Esta calle es muy concurrida y en las horas pico, se pone peor, pero siempre ha habido personas amables que tienen en consideración el hecho de que llevo a una niña pequeña, de que soy mujer o de que el estado del tiempo no es muy favorable. Sin importar cuál sea la razón, la verdad es que la mayoría de las veces han sido conductores taxistas los que lo han hecho. Otra minoría la integran los conductores de autos particulares (hombres también), pero como dije antes, en 14 meses, sólo han sido 4 las damas que lo han hecho.
¿Por qué se da esto? ¿Es que he tenido mala suerte o es una tendencia real?
Yo conduzco poco, pero honestamente sí se me da con facilidad ceder el paso al peatón y a otros conductores, sin importar su condición. No me preocupa que otros me rebasen o que avancen antes que yo ante el verde del semáforo. No peleo contra los taxis o autobuses colectivos para ver quién tiene mayor poder en el motor.
¿Soy acaso una alienígena? ¿O pertenezco a un género que en su mayoría piensa que sólo los hombres tienen la obligación de ser amables frente al volante?

Publicar un comentario