Google+ Followers

jueves, 3 de diciembre de 2009

¿SABES A DONDE VAS?


Albert Einstein iba en un tren a un compromiso fuera de la ciudad donde vivía. El conductor paró para picar su billete. Einstein, el gran hombre de ciencia, estaba tan entretenido con su trabajo que no lograba encontrar su billete en su abrigo o la cartera. El conductor le dijo, "Todos sabemos quién usted es, Dr. Einstein. Estoy seguro que usted compró su boleto. No se preocupe. Todo está bien." y siguió a los demás pasajeros para picar los billetes.


Antes de ir al próximo vagón del tren, miró hacia atrás y vio al Dr. Einstein de rodillas mirando por debajo de su asiento tratando de encontrar su billete. El conductor regresó y suavemente dijo, "Dr. Einstein, por favor no se preocupe por el billete. Sé quién es usted." Levantando la vista miró al conductor y dijo, "Yo también sé quién yo soy. ¡Lo que no sé es a dónde voy!"


Cuando somos jóvenes pasamos mucho tiempo buscando nuestra identidad y a lo largo del tiempo creemos haberla encontrado en diversas ocasiones. Le damos mucha importancia y relevancia a saber quiénes somos.

Esto no sólo se limita a la etapa de la juventud, sino que a lo largo de nuestra vida le dedicamos mucho tiempo a esta incansable búsqueda. Sin embargo durante este largo camino, estamos tan ocupados en buscar nuestra identidad que no nos damos cuenta ni por donde vamos avanzando ni los caminos ni veredas que tomamos durante el trayecto.
Si todavía no sabes a dónde se dirige tu vida, dale una oportunidad a Jesús y Él le dará dirección y sentido a tu vida. Solo tienes que pedirlo.
Publicar un comentario