Google+ Followers

viernes, 24 de enero de 2014

QUIEN ERES TÚ

Dedicada a todas las mujeres de mi vida. A las que han estado junto a mí desde que nací (mi madre y mi hermana); a mis familiares en general (tías, primas, sobrinas); a quienes la vida y Dios ha querido integrar a nuestra familia para enriquecerla (mi suegra y mis cuñadas); a mi sobrina Jaquita; a quienes me han acompañado durante el camino; a quienes he conocido recientemente y a quienes, aunque tengo lejos, he aprendido a querer como si estuvieran cerca; a mis alumnas, a las que quiero mucho, aunque pocas veces se los diga. Y muy especialmente, a mis hijas, que continuamente están en mis oraciones, en mis pensamientos, en mis ilusiones, para que poco a poco en el trayecto de su vida, vayan aprendiendo el gran valor que llevan dentro de sí como mujeres, y que Dios y solo Dios les ha regalado.

*Abajo del video, incluyo la transcripción.






QUIEN ERES
Eres hermosa, eres inteligente, divertida, amable, única. Eres merecedora de amor y atención.  Nunca serás demasiado y siempre serás suficiente; eres preciosa, eres un diamante, eres una rosa, una perla. Eres la más bella de toda la creación.
Vales más de lo que podrías imaginar: vales más que los números de la báscula, los productos de cabello que usas o los zapatos que te pones; más que todas las chicas que desean ser como tú y todos los chicos que desean tenerte. Más que el precio de tu ropa o la calificación alta de tu examen de matemáticas, o incluso más que el número de seguidores que tienes en twitter.
Tu valor sobrepasa todas las cosas terrenales, porque ante los ojos de Dios tú eres amada y vale la pena morir por ti, independientemente de lo que tú piensas que eres. Seas modelo de revista o modeles arcilla con la abuela; estés en la lista de los deseados o de los no deseados; ya seas capitana de porrista o seas una marginada; seas señorita popularidad o bien nunca hayas tenido a nadie a quien decirle amigo; ya sea que te ames a ti misma o ames tu vida o no puedas soportar verte al espejo y ver que toda tu vida se cae a pedazos; seas toda una ganadora o te sientas el mayor fracaso del mundo. Sin importar quien creas ser, la realidad es que tú mereces a alguien que dé su vida por ti. Porque tú eres poderosa, eres fuerte, eres capaz. 
Lee sobre las mujeres en la Biblia, Ester, Rut, Marta, María; estas mujeres cambiaron el mundo para siempre, y dentro de ti, dentro de cada una de ustedes, hay una mujer con el mismo poder, la misma fortaleza y la misma capacidad para cambiar al mundo, y tu responsabilidad es encontrar esa mujer y liberarla.  ¡Esto es lo que eres! Y cualquier voz que escuches en tu cabeza y te diga lo contrario, es la voz del enemigo; y la próxima vez que  lo escuches, esto es lo que has de responder: ¡no!, yo no satanás.  Yo soy hija de Dios valorada, amada, adorada sobre todas las cosas,  por el creador de todas las cosas, por la gloria de quien es mayor que todas las cosas. ¡Yo soy grandiosa!
Y por favor, no lo olvides.
Publicar un comentario