Google+ Followers

sábado, 29 de agosto de 2009

PEPENADORA VIRTUAL

En algunos lugares de México llamamos "pepenadores" a aquellas personas que siempre andan entre la basura, buscando cosas que todavía puedan ser útiles para alguien o que se puedan reciclar. Alguna vez vi un reportaje sobre alguien que de los artículos que saca de la basura, construía cosas muy bonitas y después las vendía. Bueno, pues así me siento yo. Soy una pepenadora virtual.

Resulta que desde hace algún tiempo me siento muy incómoda con tanta "basura" que circula por el ciberespacio. Hay tantas cosas que llegan a tu buzón de correo que son mentiras, ofensas, cosas imprecisas, etc. Y yo, que por ahora tengo mucho tiempo libre, me he propuesto ir limpiando un poco lo que llega a mi buzón, pero sobre todo lo que reenvío a mis demás contactos. Sé que la vida que se vive ahora no nos permite tener mucho tiempo para leer correos, así que yo pensé: "que mejor que lo poco que lean mis contactos sea realmente bueno". Aunque sé que es un tema muy subjetivo (lo que es bueno para unos no necesariamente tiene que serlo para otros), de todos modos trato de hacer algo regular. Empecé por todos aquellos correos que llegan con comentarios como: "AOL donará un centavo por cada correo", "Hotmail se cierra…", "Bill Gates está repartiendo dinero…" y este tipo de cosas que muchos sabemos son totalmente falsas. Después vienen aquellos que hablan de algún niño secuestrado. Como no quiero errar en este tema, trato de investigar antes de reenviar el mensaje y hasta ahora he podido verificar que afortunadamente varios de esos niños no están más extraviados, así que no reenvío más el mail y aviso a quien me lo envió para que haga lo propio con sus contactos.

Y bueno dentro de la depuración, me he encontrado con cosas realmente muy buenas (sigo consciente de que eso me parecen a mi). Y trato de ser variada en esto: chistes, artículos de investigación, presentaciones (pps) de animales, viajes, cuentos cortos, reflexión y temas religiosos.

Y así, de la misma manera que un pepenador sabe a quién le puede servir lo que está rescatando de la basura, yo voy separando y eligiendo a quién le envío qué y a quién no. Tengo un amigo que hace mucho tiempo me pidió que por favor no le enviara temas religiosos; yo lo respeto y así lo hago. Hay otra prima que sólo acepta mensajes personales, también es respetable. Y un sacerdote a quien no le puedo enviar ciertos chistes.

Esto del internet a mi me parece una gran ventaja, un servicio inigualable, un conducto de comunicación fácil y barato, un medio para aprender, enseñar, comunicarse, investigar, crecer, conocer amigos; sin embargo algunos lo toman como un bote de basura en el cual verter todo tipo de cosas inservibles que desorientan, ofenden, pervierten y engañan. Yo creo que es misión de los que gustamos y aprovechamos este invento fabuloso, el depurar un poco nuestro ambiente virtual. Por un internet más limpio.

Publicar un comentario