Google+ Followers

martes, 25 de agosto de 2009

LA ESCUELA NO ES GRATUITA


Compras de último minuto, revisión de uniformes, boleado de zapatos, preparar mochilas, elaborar listas de alimentos para los lunches, forrar libros y libretas, marcar todos...TODOS los útiles escolares, despertadores que suenan dos horas antes de lo que habíamos acostumbrado en vacaciones, corretizas y regaños para apurar a las chamacas, etc. ¡¡Uuff!! Regresamos a clases. En estos momentos no recuerdo por qué deseaba tanto que regresaran las clases. De repente olvidé los deseos enormes de que retornaran las actividades escolares, para lograr tener aunque sea unas pocas horas libres de lunes a viernes. Pero ahora, quisiera que siguieran las vacaciones por otros dos meses más.
Durante estos días de apuros, de carreras, de reestructuraciones repetitivas del presupuesto, uno se da cuenta que en realidad nosotros los mexicanos somos más ricos de lo que pensamos.
Aquellos que hemos tenido la fortuna de experimentar con escuelas en el extranjero, nos damos cuenta de las grandes diferencias que hay en relación a las nuestras, las mexicanas. Y no estoy hablando del programa educativo, ni del horario de clases, ni de la infraestructura. Estoy hablando simplemente de los gastos que se hacen, algunos espontáneos y otros exigidos pero siempre absorbidos por los padres de familia.
El primer día de clases el niño debe llevar todo nuevo.
- ¿Pero por qué nuevo si lo del año pasado está en buenas condiciones? -
- "Nuevo. ¿Qué va a decir la gente si mi hijo lleva la misma mochila del año pasado?, además Kung Fu Panda ya pasó de moda, ahora lo nuevo es Pucca y a mi niño nadie le va a presumir nada"-.
De tal manera que nos chutamos, nueva mochila, nuevos colores, nueva lapicera, nuevo lápiz, sacapuntas, goma, lonchera, pluma, bolsita, regla, etc., etc.
Mención aparte merecen las libretas requeridas en la lista de útiles. Deben ser cosidas y no con espiral. Me niego a creer que los maestros no saben que hay una diferencia de hasta 20 pesos por libreta entre las cosidas (desde $23.00 hasta $47.00 -pues ¿qué hacen?-) y las de espiral (desde $10.00 hasta $5.50 –en oferta-). ¿Por qué la obligación de llevar libretas cosidas? Sólo ellos lo saben.
Todavía resuenan en mis oídos las palabras de la directora de la escuela de mi niña (escuela pública).
"Quítense de la cabeza que la escuela es gratuita. Esos comerciales que ven en la televisión, no son ciertos".
Hace poco comentaba con mi familia que en el año completo que mi hija estuvo en la escuela canadiense, nosotros no gastamos un solo dólar en artículos o eventos extra clase.
No hubo coperacha para la kermes, ni venta obligatoria de boletos para la rifa, ni donación "voluntaria" para la fiesta mexicana, ni posada, día del niño, etc. No tuvimos que pagar los regalitos del día del abuelo, día del padre, día de la madre, navidad, etc. Y no nos pidieron absolutamente nada para el festival de primavera, de carnaval, de 10 de mayo, de navidad, etc. El único festival que hubo fue el de fin de cursos y ¿saben cuál fue el uniforme? Pantalón de mezclilla y playera blanca. Nosotros no teníamos playera blanca, así que nos dispusimos a comprar una, al fin y al cabo las playera blancas se pueden usar fácilmente para cualquier otra ocasión (no como las mallas color verde "navidad" o rojas "santa Claus" que tuvimos que comprar para las niñas el diciembre pasado).
Cuando mi vecina supo que íbamos a comprar una playera para el festival dijo: "¿Qué? ¿Comprar una playera para un ratito? No, no, no, déjame ver, porque yo tengo varias de mi niña que te puedo prestar. ¿Cómo vas a comprar una playera exclusiva para el festival? Eso no se hace". Y pensar en todo el dinero que nos sacan aquí para un montón de cosas.
De tal manera que yo concluyo: cuando vivíamos en Canadá ganábamos un poco más que ahora, pero definitivamente ahorrábamos más. Ahora que vivimos aquí ganamos menos que allá, pero aun así gastamos más, porque "tenemos que quitarnos de la cabeza, que la escuela (y todos los eventos que se generen en ella) es gratuita".
Publicar un comentario