Google+ Followers

jueves, 25 de abril de 2013

ENTRE FUTBOLISTAS




Dos cristianos futbolistas se preguntaban si al morir podrían jugar futbol en el cielo. Se hicieron una

promesa que el primero que muriera pidiera permiso de venir a decirle al otro si hubiera futbol en el cielo o no. Pasando el tiempo, murió uno, y se le apareció una noche al otro y lo despertó.
“Hermano, hermano, ¡despierta!” “¿Qué pasó?” el otro respondió. “¿Has vuelto?” “¡Sí! Te traigo una buena y una mala noticia.” “¡Dime! ¡Dime!” “La buena es que sí hay futbol en el cielo.” “¿Y la mala?” “¡Mañana te toca jugar!


Publicar un comentario