Google+ Followers

viernes, 23 de marzo de 2012

WELCOME TO TRAMITOLANDIA


Asistir al Seguro Social en México es una monserga. No sé cómo sea en otros países, pero aquí es una fila interminable de trámites y trámites y más trámites.

Mi esposo se lastimó un pie el día de ayer y tuvo que recurrir a los servicios de urgencias, porque se le estaba hinchando mucho y lógicamente el dolor cada vez aumentaba más. Como era de noche, tuvo que irse solo, alrededor de las 8:45 de la noche salió con rumbo al hospital. Lo curiosos del caso (por no llamarlo de otra manera) es que, teniendo el pie lastimado y no poder caminar sin dolor, lo han traído buena parte de la noche de arriba para abajo, para que saque este papel, que le firmen acá, vaya con el médico, del médico le dicen que antes de pasar vaya a rayos X; en rayos X le dicen que el aparato no sirve y más tarde, cuando lógicamente el médico le ha dicho que vaya a rayos X, de repente el aparato ha vuelto a funcionar. Lo han traído caminando porque el señor de las sillas de ruedas simplemente no estaba. Finalmente ha salido alrededor de las 2 de la mañana con su radiografía diagnosticando un esguince, su papel de incapacidad por 3 días y la recomendación de “Reposo moderado” ¿? además de una cita mas para el siguiente día (¿qué parte de “no puede caminar” es la que no entenderán?). Y hoy no ha sido la excepción, como de todos modos tenia que ir a pasar por el médico general (que obviamente no asiste en las noches), le dijeron que sería bueno que fueramos todos para ir y poner nuestros papeles en orden. Ha sido una de copias (baja un piso), entrega de papeles (sube un piso), fotos (atraviesa una calle), vacunas (sube un piso), llenado de tarjetas y carnets de vacunación, tomar pesos y medidas (camina medio piso), aclaración de requisitos (baja otra vez), sacar cita para el dentista (sube dos pisos –esto fue porque ya nos íbamos y olvidamos subir un solo piso para hacer la cita-). El asunto es que finalmente mi esposo ya camina un poco mejor y no sabemos si es por el paracetamol (gran medicina) que le recetaron o por todo el ejercicio en vez de reposo que ha tenido que hacer en menos de 24 horas.
Publicar un comentario