Google+ Followers

viernes, 9 de julio de 2010

CRÓNICA DE UN DESASTRE

La situación en el norte de mi pais nos ha dejado sin aliento. Desgraciadamente nos ha tocado sufrir una vez más las inclemencias de este tiempo que pareciera cada vez más violento o más frecuente.

Yo no veo noticias de manera reguelar, y debo reconocer con cierta vergüenza que me enteré del desastre en Nuevo León gracias a una inserción en un resumen deportivo que estábamos viendo mi familia y yo el sábado pasado, además de que, cuando comenzó a fallar el internet fuimos a la empresa a investigar el por qué de la suspensión. Cuando me dijeron que era por causa del huracán yo pensé que me estaban dando excusas, puesto que se esperaba que entrara a Veracruz, pero nunca nos tocó, afortunadamente. Mas tarde fue cuando nos tompamos con la noticia en la televisión.
Les pido humildemente que eleven sus oraciones por esta gente que lo ha perdido todo, casa, autos, muebles, alimentos, ropa, y lo peor de todo: seres queridos.


Publicar un comentario