Google+ Followers

domingo, 11 de julio de 2010

39. EL AMOR PERDURA

El desafío del amor

Pasa tiempo orando solo. Luego, escríbele una carta de compromiso y decisión a tu cónyuge. Incluye la razón por la cual te comprometes con este matrimonio hasta la muerte, y exprésale que te has propuesto amarlo sin importar lo que suceda. Deja la carta en un lugar donde tu pareja la pueda encontrar.
Hasta que la muerte los separe. . . .
Muchos toman a la ligera este compromiso. Parece que hoy por hoy a muchos no les da vergüenza comprometerse a algo que están ciertos que no van a cumplir.
El amor perdura, perdura porque así lo queremos; perdura porque lo alimentamos, lo cuidamos, lo atendemos. Porque nos lo hemos propuesto desde el principio. Y aunque haya muchos problemas, muchas piedras en el camino, muchas situaciones que nos hagan querer tirar la toalla y echarnos para atrás, siempre debemos estar ciertos y recordar que nosotros nos comprometimos en esta empresa por nuestra propia voluntad.
Me parece excelente este ejercicio que nos proponen, porque nos ayuda a poner en manos de Dios ese compromiso, para que Él lo renueve y nos de fuerzas para respetarlo y seguir adelante. Me gusta, porque al escribir las cosas que sentimos, también se quedan en  nuestra mente y corazón, se graban dejando en ellos una tinta indeleble escrita por el amor de Dios que se desborda entre nosotros.
Publicar un comentario