Google+ Followers

domingo, 4 de abril de 2010

RESUCITAR ES TAREA DE CADA DÍA



La vida del cristiano debe ser un caminar hacia la resurrección definitiva, de resurrección en resurrección.
Orar con más Fe y perseverancia...es resucitar.
Ayudar a alguien con amor...es resucitar.
Saber pedir perdón cuando se ofende a alguien...es resucitar.
Iniciar un nuevo día con la decisión de sonreír...es resucitar.
Perdonar nuevamente...es resucitar.
Hacer sonreír de felicidad a un pobre...es resucitar.
Sacrificar un gusto, una comodidad, un tiempo libre por otro...es resucitar.

Cumplir con nuestro trabajo responsablemente...es resucitar.
Cada obra buena, hecha por amor a Dios y al prójimo...es una fuerza inmensa que produce resurrección.

RESUCITAR CADA DÍA ES COMENZAR CADA DÍA A SER MEJORES.
Autor: Marcos Fuentes.


Publicar un comentario