Google+ Followers

jueves, 23 de mayo de 2013

PROBLEMAS CON LA OBEDIENCIA



Un hermano que había tenido un grave
accidente automovilístico, al ser visitado les cuenta a los hermanos lo acontecido: 
-Iba lo más bien manejando y escuchando el programa de Monseñor Carlos hasta que dijo:  
-Vamos a orar, cierra tus ojos donde quieras que te encuentres.


 
En la escuela dominical la catequista dice a los niños:
-Levanten la mano los que se quieren ir al cielo-. Y todos levantaron la mano menos uno, a lo que la catequista le preguntó, 
-¿Y tú por qué no quieres ir al cielo? 
Y el niño respondió: 
-Porque mi mamá me dijo que después del catecismo me fuera derechito para casa.
Publicar un comentario